El proceso para convertirse en un buen Speaker Persona

Hablar frente al público puede ser complicado para muchos, ¿verdad? Los nervios pueden jugar en contra y hacer que las ideas se esfumen.

Según un artículo de Psychology Today, el 25% de las personas siente algún sentimiento negativo hablando en público.

Hay quienes dicen que hay que tener talento natural para esto, sin embargo, pienso que hay diversas herramientas que se pueden poner en práctica para desarrollar esta habilidad.

Hoy te hablaré del “Speaker Persona”, ¿conoces el término? Si la respuesta es no, con este artículo sabrás todo lo necesario para comenzar el proceso que te llevará a ser un gran orador ¡Comencemos!

 

¿Qué es un Speaker persona?

¿Has ido a alguna charla, seminario, incluso un concierto? Pues, a la persona que lleva a cabo la sesión se le denomina Speaker Persona, es decir, es quien se para frente a una audiencia y entrega un mensaje.

Pero, ¿esta persona es así en su vida cotidiana también? Por supuesto que no, lo que vemos en una charla es el Speaker Persona de quien habla. 

Te lo explicaré mejor con el siguiente ejemplo: 

Un cantante o un actor está haciendo una compra en el supermercado ¿Tendría la misma actitud sobre el escenario? Probablemente no.

Esto ocurre porque ambos contextos son completamente diferentes y hay que adecuarse a cada uno. 

Entonces, el speaker persona es aquel en quien te transformas frente a tu audiencia y que es diferente del de tu día a día.

No es de extrañar que muchos cantantes en realidad sean muy tímidos en su vida diaria y uno se pregunta: Entonces, ¿cómo lo hacen en el escenario? La respuesta es: ¡Speaker Persona! 

De hecho en la vida cotidiana soy bastante tímido y no me siento cómodo en grupos grandes, pero cuando presento en una charla no tengo problemas en enfrentarme a cientos de personas y lo disfruto.

Esto no significa que debas cambiar tu forma de ser o tu personalidad, tienes que potenciar ciertas cosas que en el día a día no ocupas. 

 

¿Que debo empezar a hacer?

  • Presenta tu oferta de valor: Ya sea tu experiencia, una idea, un producto, un servicio, etcétera. Sea cual sea tu mensaje, debe estar provisto de valor y de un factor diferenciador. Tú debes ser el primer cliente de lo que vendes y vibrar con tu oferta de valor.

     

  • Interactúa con tu audiencia: Hazlos sentir parte del relato que les estás contando, así crearás mayores lazos y empatía.

     

  • Cuida tu lenguaje no verbal: Procura mantener una postura relajada, camina por el espacio en forma pausada, haz contacto visual con la audiencia y traspasa tu energía al público.

     

  • Y por último: ¡Practica! Te puedo dar muchos consejos, pero de nada sirve si no los pones en práctica. Párate frente a un espejo, grábate, muéstrale tu speech a tus amigos y familiares. Esa es la única forma de comenzar a perder el miedo.

Recuerda que la clave para convertirte en un buen orador es crear una versión potenciada de ti mismo. Entonces, trabaja todos los elementos y capacidades que mencioné y muéstrales a tu audiencia. No tengas miedo de contar tu historia, vale la pena contarla.Que

Close Menu